Camas de transición o camas evolutivas

La transición de la cuna a la cama es una hermosa etapa que vivirás en el desarrollo de tu bebé!

Sin darnos cuenta llegará ese momento, y nos cuestionaremos si hay que cambiar a nuestro hijo de su cuna a una cama... Será porque vemos como crece, y notamos que el peque comienza a sentir una cierta impaciencia por estar constantemente en la cuna?... E intentará salir de alguna u otra forma!... Y quizá ya se ha salido, y con riesgo de poder caer y sufrir algún accidente. La cuna ya pasó a ser un peligro. Entonces se nos hace evidente que el niño ha crecido y es hora del cambio.

Muchos padres cambian a sus peques de su cuna a una cama de adultos, pero aparecen aquellos problemas, como que la cama es muy alta para que el niño se suba con facilidad, y hay que ponerles barandas especiales para así evitar que caigan y sufran accidentes, y además, la cama en sí, le podría parecer demasiado grande, y los padres no quieren poner a su hijo pequeño en una cama enorme.

Es por ello que existen las camas de transición GrowMe, son camas adecuadas, infantiles y recomendadas para los peques a partir de 1 año en adelante (según cada caso), ya que al ir creciendo los niños, las camas se van agrandando. Primero extendiendo el respaldo en la zona de los pies, y luego cuando los niños crecen más, se extiende el respaldo de la cabecera, pudiendo colocar la misma baranda, pero en la posición como respaldo. Lo otro bueno de esta cama es que es resistente (de madera pino natural), como para que un adulto se pueda colocar junto al niño y acompañarlo para contarle un cuento, por ejemplo.

{{ shop.name }} {{ shop.name }} {{ shop.name }}

¿Cuándo debo adquirir una cama de transición?

Primero que nada hay que tener claro que cada niño es un mundo único, y ellos son quienes marcan el ritmo en cada etapa de su propio desarrollo.

*Cuando tu peque manifiesta impaciencia al estar dentro de la cuna.

*Cuando tu "bandido" intenta salirse de la cuna.

*Cuando tu hijo ya está durmiendo en tu cama.

*Cuando tu "regalón" llora al momento de irse a dormir, y te pide que te quedes con él hasta que se duerma.


¿Cómo facilitar la transición de tu hijo desde la cuna a su nueva cama?

Después de haberlo vivido con nuestros hijos, de haber escuchado experiencias de amigos, y leído artículos de especialistas, los principales aspectos que podríamos concluir serían:

* Hacer que su  nueva cama sea entretenida, entre otros, con sus peluches, manta y almohada, idealmente las que tenía en la cuna, para que le sea un entorno donde se sienta más seguro y acompañado.

* Si va asociado con cambio de dormitorio, hacerlo muy alegre y entretenido. Más personalizado y enfocado en él. Considera su "opinión" al momento de decorar.

* Tal vez, el primer hijo no se adapte tan fácilmente al cambio, como el resto de los que podrían venir, ya que no tiene un ejemplo de hermano mayor a quien imitar. Entonces, con mayor razón deberías estimularlo en este gran acontecimiento, podrías hacerle una especie de fiesta, o celebración (incluso hasta invitar a familiares a participar!), e idealmente una semana antes ir anunciándole que tendrá su nueva cama... Ya que ahora es un niño más grande! 


* Bueno sería ir acompañando al peque en horas de siesta, para que se acostumbre de a poco, que se vaya familiarizando, leerle cuentos, etc... A veces, algunos niños podrían necesitar más tiempo para acostumbrarse a ella... Muéstrale tu comprensión y paciencia, felicítalo por este paso a "niño grande" y que estás feliz de ello!... Lo importante es que sea una experiencia positiva!

* En el caso de que pasar a tu hijo a su nueva cama, coincida con la llegada de un hermanito, una buena idea sería que, el mayor se acostumbre a su nueva camita un par de meses antes de que su nuevo hermanito se haga dueño de “su ex-cuna", y así el mayor no se sienta desplazado. Siempre lo ideal es programar la transición acorde a las necesidades y tiempos del niño, y evitar apurar el cambio, por la necesidad de mejorar el espacio o dejarle libre la cuna al nuevo bebé. 

* Si notaras que el pequeñín no se adapta al cambio, lo mejor sería no apresurarlo, y tal vez, dar un paso atrás por el momento, y darle más tiempo, ésta debe ser una experiencia positiva para tu hijo, es lo más importante. 

* Lo bueno es que la ropa de cama pequeña (apropiada para este tipo de camas) ayuda a que al niño le sea más fácil taparse, y por sobre todas las cosas, reconoce que su cama es distinta a la de sus padres. Él sabrá que la cama GrowMe es suya y querrá dormir ahí.

* Por último, si lo estimas conveniente, te dejamos cordialmente invitado a que traigas a tu peque a conocer su nueva cama y se sienten juntos en ella!

Sólo insistir en que ésta es  una de las tantas etapas maravillosas del crecimiento de nuestros hijos, y que son todos diferentes, y ojalá alguno de estos tips, que si bien no son fórmulas mágicas, pero sí experiencias recopiladas, te puedan dar buenos resultados. Y ojo! Considera que al no estar en la cuna, tu peque podrá bajarse con facilidad de la cama y recorrer el hogar, tomar precauciones ahí también :)


- cama niño - cama niña - cama niños - camas infantiles -